Image and video hosting by TinyPic
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Sáb Ene 22, 2011 12:30 am.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Image and video hosting by TinyPic
Últimos temas
» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 12:53 pm por Invitado

» [V.I.P o Élite] Biohazard World Rol (Resident Evil)
Sáb Jun 25, 2011 1:20 am por Invitado

» Clevermont College
Dom Mayo 29, 2011 6:16 pm por Invitado

» Moon Light {Elitel}{SE NECESITA GENTE}{RECIÉN ABIERTO}
Dom Mayo 22, 2011 10:13 pm por Invitado

» SOMEBODY TO LOVE (RECIEN ABIERTO)AFILIACIÓN ELITE
Sáb Mayo 21, 2011 4:13 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 11:01 pm por Invitado

» Dark War [Normal]
Sáb Abr 16, 2011 1:08 am por Invitado

» Avalon, La Ciudad de la Niebla [Cambio de Botón]
Vie Abr 15, 2011 2:02 pm por Invitado

» UNA DUDA MUY GRANDE
Dom Abr 10, 2011 6:23 am por Scarlet S. Williams

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic



Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic



Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Photobucket
Nos situamos en Sunrise City, Año 2010, el mes de Enero, pleno invierno... como siempre, un frío que nos cala los hueso abunda en las calles. Anunciaron posibles chubascos para esta tarde, te recomiendo salgas abrigadísimo y lleves un paraguas contigo


Image and video hosting by TinyPic







Photobucket

MusicPlaylist
Photobucket



Photobucket
Licencia Creative Commons

St. Lawrence por Administracion de St. Lawrence Foroactivo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en pitchslapped.foro-activo.com
Agradecimientos a:
www.Google.com
www.Deviantart.com
www.foroactivo.com
www.hitskin.com

Una rubia, un moreno y un jardín. No, no estamos en Narnia. [Dylan B.]

Ir abajo

Una rubia, un moreno y un jardín. No, no estamos en Narnia. [Dylan B.]

Mensaje por April D. Midgley el Dom Ene 23, 2011 2:18 am

Soledad como instrumento necesario para interiorizarnos, para ponernos ante el espejo íntimo y revisarnos por dentro a buen resguardo alejados de los ruidos y trasiego humanos que interfieren y emborran esa mirada necesaria y esencial. Soledad para el trabajo creativo como acto de reflexión y concentración que invita a la investigación personal, a la búsqueda de respuestas: quienes somos, dónde estamos, qué hacemos, por qué gozamos o sufrimos, hacia dónde vamos… Las eternas preguntas desde que el hombre es hombre. En soledad comprobamos qué nos duele, qué nos hace felices, si estamos en mal o buen momento, si cantamos, reímos o lloramos, si nos hallamos conformes o inquietos… Y tratamos de situarnos. Todas las sensaciones aparecen más agudas e intensas en los momentos que dedicamos a la soledad, o ésta se dedica a nosotros, que nunca está muy delimitada la línea que separa lo uno de lo otro. Ahí comienza un acto de acoso a la interrogación, a esas preguntas que parecen cercanos continuamente, y a las que debemos ir poniendo respuesta y solución, captando ésta en reflexión constante mientras se hurga en los secretos de la temporalidad. Permaneciendo en silencio el alma vuelve sobre sí permitiendo que nuestro ente interior surja a la superficie desde la realidad profunda, aflore tranquilamente o en desasosiego, en desespero o preocupación nebulosa -dependiendo siempre de la etapa que vivamos-, a la que tendremos que seguir despejando. El aislamiento tiene tantos matices como intensidades y capacidad tiene el hombre para sufrir o gozar, para vibrar o serenarse. El hecho de reconocer la voz interna invoca el consuelo que ésta pueda darnos. Oír esa voz a veces susurro, a veces grito, a veces calma, otras temor o lamento, nos confiere cierta orientación desde la aparente ofuscación o claridad necesarias para situar –en fuga permanente- los inmediatos pasos posteriores.

Esos instantes de retiro, silencio y alejamiento de lo “otro”, alimentan el alma en su lucha por salvaguardar nuestro viaje interior y proyectarlo al exterior, a los momentos de compartir.
En la soledad –esa especie de santuario íntimo, principio de identidad o recogimiento- encontramos entereza seguramente anidada en los huecos de nuestra mente o nuestra alma según queramos considerarlo. Así podemos lanzarnos a crear, escribir o pensar, desbordando energías y sentimientos inaprensibles comenzando a comprender o intuir que todo puede estar bien; a sacar enseñanza del dolor; a sentir la realidad con claridad y ver la luz iluminándonos poco a poco; a salir del pozo profundo si hemos caído en él en un acto necesario, catarsis, limpieza, vacío, eliminación de costras y sedimentos que empañan a veces ese reverbero o ámbito interior. Sólo en nuestros momentos de silencio podemos escuchar la voz que con aliento nos anima a continuar, no solos, sino impulsados a quienes nos rodean con renovados bríos. En el retiro encontramos nuestra cordura cuando el mundo que nos circunda parece enloquecer sin remedio: retraimiento necesario.

Retornar al interior –atmósfera de soledad- es y se hace ineludible porque a veces lo patente queda oculto. Estar entre el dentro y el fuera, hallar esos pequeños o grandes momentos en el día a día, buscar descanso y paz en esa indagación e introspección por descubrirnos, por sentirnos en paz o intentar hallarla, por saber qué momento nos asiste, y así seguir proyectándonos en armonía con los otros. Y, desde esa especie de vacío sublimar, con nosotros mismos.

No era el caso de April, le gustaba la gente casi en demasía. Y más cuando salía a correr por las mañanas, pero aquel día justamente, no había nadie reconocible a la vista. ¡Vaya! Y encima hacía frío. Aterida bajo su sudadera y con el chandal puesto, comenzó a correr por los jardines, con ritmo suave al principio para ir subiendo la intesidad poquito a poco. Le agradaba más el farlek que la carrera continua, ya que si no era todo demasiado aburrido y más cuando no había nadie en aquel lugar. Normal, era temprano. Suspiró y contempló al Señor Sol, allá en lo alto y sonrió al verlo brillar, era travieso, pero le caía bien.
avatar
April D. Midgley

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 22/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.